Habitando el vacío

Intercambio anónimo de prendas de vestir
Acción colectiva

Trabajo realizado en el marco de la Residencia COMUNITARIA
en el pueblo Martínez de Hoz, partido de Lincoln, Buenos Aires, Argentina.
Noviembre de 2017




Esta acción es fruto de una experiencia de campo realizada en Martínez de Hoz, localidad perteneciente al partido de Lincoln, provincia de Buenos Aires. Consistió en un intercambio anónimo en el que los participantes daban una prenda en calidad de préstamo a un vecino, y recibían otra que tenían que usar. La prenda iba con una pregunta adjunta dirigida al receptor. Yo era la intermediaria: buscaba las prendas y las llevaba a sus destinatarios, elegidos cuudadosament. Luego del intercambio nos reunimos todos: las personas se encontraron vestidas con la ropa del otro. Pudieron conocer de quién era la prenda que estaban vistiendo y quien vestía la suya, además de responderse la pregunta personalmente. La idea de la propuesta fue generar otra forma de relación y de contacto, en una comunidad en la que todos se conocen y tienen mucha predisposición a la reunión y al diálogo. Correrlos de sus lugares habituales, y concebir las relaciones, el espacio y al otro, de un modo diferente.

Este proyecto se basó en una idea previa de, por un lado, trabajar con la indumentaria como arquitectura, como territorio que se habita desde adentro, pero además como superficie que nos conecta con el afuera, con los otros; por otro lado, observar los modos en que los habitantes perciben y habitan el territorio común, el pueblo. Si bien no eran ideas excluyentes, hubo un hecho que sucedió al comienzo de mi estadía en el pueblo que las actualizó: la persona que me alojaba en su casa me propuso cambiar las sábanas de la cama donde yo dormiría, a pesar de que estuvieran igualmente limpias, y me ofreció, por si no tenía, un camisón para dormir, gestos que me parecieron sumamente afectivos. Cuando se fue de la habitación quedé yo sola junto a la cama tendida, el camisón en la mano y una luz tenue que entraba por la ventana. Por un instante no necesité nada más en el mundo.




El sentido de esta propuesta estaba atravesado por los siguientes cuestiones:

// Distanciar: sacar los cuerpos de la escena de contacto (el espacio-entorno-común, las calles transitadas del pueblo) reemplazándolos por un objeto cargado de intención (el espacio-continente-propio, la prenda de vestir)

// Percibir el espacio común, el pueblo, de un modo diferente: no directa sino indirectamente a través del objeto que se desplaza, y la consciencia de ello, con la consecuente fantasía respecto de "a dónde irá a parar", "quién se la pondrá"

// Concebir el espacio-continente (vacío) como posible de ser habitado de otras maneras, por otras entidades y, por lo tanto, susceptible de transformación --- manipular el continente (dar la prenda) con la intención de que el otro lo use, lo llene con su particularidad, que es distinta a la propia

// Travestirse: jugar a intercambiar individualidades, roles --- ponerse en el lugar del otro / verse reflejado en el otro

//  Poner en cuestión la confianza (en uno mismo, en el otro y en la intermediaria) y el gesto afectivo de dar




















































Muchas gracias a todos los que participaron y acompañaron, permitiendo que esta acción pudiera ser posible.
Encantada de haber trabajado con la gente de Martínez de Hoz.