Pensar la casa




Pensar la casa es una propuesta de producción y reflexión poética en la que se cruzan tres conceptos: texto / textil / arquitectura. Nace de la experiencia de concebirme en soledad. Busca reconstruir un hábitat familiar desde un nuevo enfoque… reapropiar espacios íntimos, y con ellos, actividades, haceres, rutinas… reinventar el propio cuerpo, y también, las relaciones con lxs otrxs. Pensar la casa comenzó como un interrogante sobre lo que me rodeaba, me cubría y me protegía, pero poco a poco se fue tornando un cuestionamiento sobre mí misma, sobre mi estar-aquí. Un lugar y un tiempo que necesitaba para verme, para desarmarme (léase también: quitarme las armas), para reconstruirme y, finalmente, entenderme yo también como un territorio. “Soy un campo de batalla”, dice Nietzsche en el  Zaratustra, una lucha permanente entre lo que quiero, lo que puedo y lo que debo. Frente a esto me  puedo resistir, o simple y bellamente someterme a la transformación dialéctica de las cosas. Mientras lo intento, me pregunto: ¿Qué sentido tienen los límites? ¿Qué tan mutable es la materia? ¿Cuánto se puede expandir o contraer el espacio? ¿Qué lugar ocupa la voluntad?






D/R N°4 (2018)
Deconstrucción / Reconfiguración de una prenda
100 x 100 cm.